CARMEN HOY

El distrito de l’Olivereta es un ejemplo muy claro de la ciudad dual

El distrito de l’Olivereta es un ejemplo muy claro de la ciudad dual . Hay que habitar y amueblar la ciudad en todos los ámbitos, y en este distrito los muebles no están muy bien puestos. Lo hemos comprobado en el recorrido realizado por el distrito junto al secretario general de los Socialistas Valencianos, Jorge Alarte, y en el que también han participado el secretario general del PSPV-PSOE de la ciudad, Salvador Broseta, concejales del grupo municipal y miembros de la ejecutiva local.

El recorrido de hoy supone el inicio de una larga carrera en la que los socialistas vamos a pisar el acelerador, y se enmarca en las visitas que desde hace meses realiza Alarte por municipios de toda la Comunitat Valenciana en lo que ya se ha convertido en la campaña más larga de la historia de la democracia. Nuestra idea es recorrer los distritos de la ciudad y hacerlo en varias ocasiones, recorriendo todos sus espacios y poniendo en evidencia sus carencias, la existencia de planes humo, como el de la Generalitat, y de planes que realmente han generado empleo, como el Fondo Zapatero.

La primera parada ha sido la escuela infantil construida en la central de la Policía Local de la avenida del Cid, financiada de forma íntegra con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local para el Empleo del primer Plan E y que ha tenido un coste de 670.210 euros. En total, el primer Fondo Zapatero ha supuesto una inversión de 141 millones de euros en la ciudad de Valencia a través de 158 proyectos de equipamientos y mejora urbana que han generado o ayudado a mantener 7.197 puestos de trabajo. En el distrito de l’Olivereta ha supuesto un gasto inversor de 3.978.803 euros a través de cinco actuaciones que han generado o ayudado a mantener 71 empleos. Además de la escuela infantil, el fondo ha permitido rehabilitar dos viviendas municipales por 37.805 euros (5 empleos) y 47.425 (5 empleos), renovar las aceras y calzadas de las calles Brasil y Francisco Moreno por 549.937 (16 empleos) y ejecutar el saneamiento integral de los barrios de Tres Forques y de la Fuensanta, por 2.673.425 euros (54 empleos).

Asimismo, el Ministerio de Política Territorial ya ha aprobado el proyecto de construcción del centro social Nou Moles, en las calles Burgos y Salvador Ferrandis Luna, dentro del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local del segundo Plan E, que tendrá un coste de 3.800.000 euros y supondrá la creación o el mantenimiento de 35 puestos de trabajo. El segundo Fondo Zapatero supondrá para la ciudad una inversión de 87.264.256 euros y generará más de mil empleos. Entre el primer y el segundo Plan E, la ciudad va a recibir una inversión de 228 millones. A los 87 millones del segundo Fondo Zapatero hay que sumar los 897 millones que el Gobierno de España invertirá en Valencia a lo largo de 2010 a través de los Presupuestos Generales del Estado, contando también el importe de las obras del AVE. Con las obras de la alta velocidad incluidas y sin contar el segundo plan, el Gobierno de España invertirá en Valencia en 2010 seis veces más que la Generalitat: 897 millones del Estado, frente a los 143 que destinará el Consell a través de los presupuestos autonómicos.

Frente a estas realidades, que contribuirán a paliar las carencias del distrito, el plan del Consell sigue siendo sólo propaganda catorce meses después de su aprobación, pues el fondo autonómico, promovido por el Partido Popular como respuesta al primer plan Zapatero y aprobado en febrero de 2009, continúa sin materializarse. El fondo de la Generalitat contemplaba una inversión de 163,6 millones de euros para la ciudad que hubieran servido para financiar 76 proyectos en tres años. Se preveía una inversión de 43 millones en 2009, 116,7 millones en 2010 y 3’9 millones en 2011. La Generalitat ya ha aprobado la mayoría de iniciativas, pero el Ayuntamiento continúa contratando la redacción de los proyectos y sigue sin haber recibido ni un euro del Consell, ni siquiera los 43 millones que debería haber ingresado en 2009. Y todo ello pese a que Camps se comprometió a que los proyectos empezaran a licitarse en junio del año pasado y, según el expediente municipal, estaba previsto adjudicar e iniciar 65 de los 76 proyectos en 2009 con cargo al presupuesto en vigor.

Escribe un comentario

Tu correo electrónico nunca se compartirá. Los campos obligatorios están marcados con un asterisco (*)

*
*